viernes, 15 de mayo de 2015

1986. Cuentos completos



1986. Cuentos completos
Rodrigo Rey Rosa
Alfaguara. Barcelona, 2014.
454 páginas. 20,50 euros.



2014 se cerró con la edición en España de 1986. Cuentos completos, un volumen que agrupa todos los libros de narrativa de Rodrigo Rey Rosa (Ciudad de Guatemala, 1958): El cuchillo del mendigo (1985), El agua quieta (1989), Cárcel de árboles (1991), Lo que soñó Sebastián (1994), Ningún lugar sagrado (1998), Otro zoo (2005) y otros cuentos inéditos no reunidos en ninguno de los anteriores volúmenes. Prestigioso narrador y novelista, Rodrigo rey Rosa no ha dejado de indagar a través de sus historias en la fantasía que es inherente a la literatura y en la búsqueda del artificio adecuado para llegar a lo inesperado.

Cortos, intensos, con el ritmo justo de la historia, en ocasiones descabellados, casi siempre memorables. Muy pocos de estos cuentos dejarán indiferente al lector.  Y es que regresar a la lectura de El cuchillo del mendigo, colección de cuentos con la que se dio a conocer, es un muy buen ejercicio: recordar historias cortas que empezaban a componer un universo, el de Rey Rosa, tan particular, plagado de temas atávicos y extemporáneos, a pesar de concretarlos en situaciones en ocasiones familiares o de una profunda extrañeza. En este primer libro son dignos de destacar “La señal”, donde sueños, informes y una especie de herida son los ingredientes perfectos para construir una misteriosa historia; “El Hijo y el Padre” o “El cuarto umbroso”. Breves textos que ponen al lector frente a elementos ocultos que deberá desvelar con la imaginación literaria y las pocas pistas que da el autor.

El agua quieta continúa este los estilos y temas del anterior libro, en una colección que el lector disfrutará y cuyas historias recordará. Cárcel  de árboles y Lo que soñó Sebastián componen entre los dos cinco cuentos de mayor extensión y distintos ritmos que los anteriores. Ver la evolución del autor a los largo de sus libros e una de las ventajas de una colección de cuentos completos. En Ningún lugar sagrado el autor vuelve a los cuentos cortos, ahora con una perspectiva más madura y una técnica más depurada. Por último, el volumen se cierra con Otro zoo y cuatro relatos más no incluidos en ningún volumen.

Ninguno de los relatos desmerece en el conjunto total de la obra, que es, sin lugar a dudas, indispensable para los amantes de las narraciones cortas. Los temas de la vida y la muerte, el paso a la edad adulta o las fábulas revisadas, todo ello siempre envuelto en un manto de misterio que apura el miedo y la desazón, componen estos cuentos completos, un volumen perfecto.
_

No hay comentarios:

Publicar un comentario